Facultad de Ciencias y Humanidades

¿Qué podemos hacer por la alfabetización?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Image

La Unesco acepta que un país está libre de analfabetismo, cuando su tasa es inferior al 5%. Por esa razón, los gobiernos del tercer mundo, se esfuerzan con programas especiales, utilizando toda clase de estrategias para superarlo.
El analfabetismo limita el desarrollo personal de las personas, su vida familiar, se marginan y no reciben los beneficios que la sociedad le otorgaría, especialmente los referidos a los derechos humanos, que no saben reivindicar; por esa razón, los programas de alfabetización deben llevar una fuerte carga de ejes transversales que le provean de herramientas y valores que les permitan desempeñarse sin dificultades en su comunidad. Por eso, muchos consideran que el analfabetismo es uno de los principales males que afectan a la población mundial. (Morán, s.f.), considera que la solución está en la educación, porque “… constituye una herramienta muy eficaz para combatir la pobreza y la desigualdad, así como para mejorar los niveles de salud y bienestar social.”

El analfabetismo es un problema que afecta tanto a países no desarrollados como desarrollados, y sigue siendo un tema prioritario a solucionar; es tan importante, que, en los últimos 50 años, ha provocado varias conferencias mundiales (Jomtiem, Dakar, Salamanca, Río de Janeiro). Todos los países que participaron en esos eventos aceptaron que “… la alfabetización es uno de los factores clave para resolver muchos de los problemas más acuciantes en todas las sociedades, …” (Consumer, 2019). El problema se agudiza por la desventaja de las personas analfabetas, al no desarrollarse a plenitud como ser humano, por derecho, por la baja autoestima y desidia que los aísla del resto de la población.

Image

Por otro lado, se tiene la convicción que el desarrollo de las naciones se logra, solamente, cuando la educación es funcional para todos; con acceso a una educación de calidad, pertinencia y participación colectiva en la solución de los problemas más álgidos de su comunidad; lo cual, en general, no es característico de América Latina, con una actitud individualista y poco solidaria.

En estos momentos, más de un 15% de la población mundial es analfabeta, y por lo tanto excluida de cualquier posibilidad de participar activamente en la sociedad del conocimiento. Entonces, según Morán (s.f.), la educación es imprescindible por “… sentar las bases para un crecimiento económico sostenido y una democracia duradera.” Por esa razón, “… la educación se incluyó entre los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, fijando la meta para el año 2015, de alcanzar un 100% de educación primaria para todos los niños del mundo.” (OMC, s.f.). Pero, al fallar en el intento, fue retomado en los Objetivos para el Desarrollo Sostenible, de la Agenda 2030, de las Naciones Unidas.

A falta de investigaciones en El Salvador, en los Estados Unidos, por ejemplo, en 2010, más del 60% de los adultos en el sistema penitenciario tenían competencias inferiores al cuarto grado, el 85% de los reclusos no adultos no comprendían lo que leían. Además, el 43% de los adultos en el nivel más bajo de alfabetización sufrían pobreza extrema, (y el 4% de los que tenían los niveles más altos de alfabetización, vivían sus derechos a plenitud). (begintoread.com); y el 75% de las personas que recibían cupones de alimentos, leían 2 niveles más debajo de la alfabetización plena; esto significa que el 67% de los estudiantes que no sabían leer con soltura en el cuarto grado, podrían terminar en la cárcel o solicitando ayuda a las instituciones públicas para sobrevivir. Esta es una falta grave para el Estado, porque hace vulnerables a estas personas que no disfrutan de sus derechos humanos, especialmente a la educación básica, que fue reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en 1948.

Image

Antes del covid-19, el mundo tenía una deuda con los 861 millones de analfabetos adultos, aparte de los 113 millones de niños que van a la escuela. El 25% de estos se encuentran en países desarrollados con analfabetismo funcional, “… es decir, personas que aprendieron a leer y escribir pero que perdieron esa capacidad o no la supieron aplicar para resolver las tareas más simples y cotidianas.” (Consumer, 2019). El confinamiento al que fue sometido el mundo ha complicado esa situación; se tendrá que ser más creativo para atenderla.

Uno de los problemas de la lectoescritura en El Salvador, es el hecho de que los alfabetas salvadoreños, identifican los grafemas y los expresan oralmente, pero en las instituciones educativas, los docentes aseguran que una buena parte de esa población, tienen dificultades para interpretar lo que leen y para escribir lo que piensan. Fenómeno que se ha dado llamar analfabetismo funcional, pero, realmente es una disfunción de las habilidades de comunicación, que tiene arraigo cultural, no intelectual; eso quiere decir que el problema está en las interacciones no en la inteligencia; es un problema de falta de atención, que se ha aprendido del contexto social, a través de las neuronas espejo.

“La alfabetización y continuidad educativa se enmarca en el Plan Nacional de Alfabetización, el cual responde al compromiso social hacia el pueblo salvadoreño de mejorar la calidad de vida de las personas a través de la educación. El objetivo es garantizar el derecho a la educación permanente en la población joven y adulta, reduciendo el índice de analfabetismo y asegurando la continuidad educativa desde un enfoque flexible, inclusivo, de equidad y calidad, que permita su integración efectiva a los procesos de desarrollo social, económico, cultural y político, promoviendo la participación de todos los sectores de la sociedad salvadoreña. Se desarrollan tres niveles educativos los cuales son acreditados. Los niveles son: Primer nivel: primer y segundo grados, Segundo nivel: tercer y cuarto grados, y Tercer nivel: quinto y sexto grados.” (Mineducyt, 2010).
Para el Mineducyt, (2010), los usuarios del programa de alfabetización, son las personas “… jóvenes y adultas de 15 años en adelante que no saben leer ni escribir o que no han completado su educación básica hasta sexto grado.” Esta es una norma aceptada por la mayoría de países y la Unesco.
Ante el asedio del covid-19, los países amigos están apoyando al país en la atención de las necesidades vitales, ahora nos corresponde demostrar que somos un pueblo agradecido y unirnos a esa cooperación, levantando la cabeza y poniendo nuestro potencial a funcionar. Si El Salvador quiere acelerar el desarrollo que el gobierno ha prometido, deberá aumentar la población alfabetizada con estrategias que relacionen el programa de alfabetización con otros factores vitales, que preocupan a la comunidad con problemas de lectoescritura, tales como la salud, la economía, la cultura y la política; para sacarlos de la marginación, y aprovechar ese talento a favor del desarrollo del país y ayudándoles a superar sus propios problemas, y devolviéndoles su dignidad como seres humanos, como sujetos, que tomarán las riendas de sus vidas para enfrentar el devenir, sin mitos.

Es necesario sumarse a propuestas como la de crear espacios locales de alfabetización sustentables; estos, son lugares diseñados para facilitar la expresión oral y escrita, a través de actividades de aprendizaje más efectivas que los programas que el Mineducyt ha utilizado hasta hoy.
Hay un proyecto ambicioso de alfabetizadores sin fronteras que apoyan a los emprendedores en este campo, auspiciado por la Unesco, que está intentando unir gobiernos y actores de la sociedad civil en los esfuerzos de alfabetización no tradicional, con características de pertinencia, que permita utilizar los avances del programa en la solución de pequeños problemas cotidianos y de la comunidad; esto desarrollará también sus propias vidas, las de su familia. Federico Mayor, director ejecutivo de la UNESCO, lo expresó así: "Quiero reafirmar la importancia que para cualquier ser humano tiene el saber leer y escribir, y su condición de vía esencial de acceso al conocimiento y de instrumento vital para el ejercicio de la ciudadanía". (Consumer Eroski, 2019).
Una de las características del ser humano, es enfrentar los retos con decisión. El nuevo mundo al que nos ha empujado el Covid-19, va a ser superado, como siempre se ha hecho ante las vicisitudes y hecatombes que nos han asediado desde antes de la prehistoria; la gran patria centroamericana de Morazán y Gerardo Barrios llama a sus profesionales a innovar y crear nuevas soluciones para combatir los problemas de la actualidad, con coraje, valentía y firmeza.

Referencias:

Benítez, E. (2019, 28 abril). El Salvador disminuyó la tasa de analfabetismo al 7%, en el gobierno actual. Verdad Digital. https://verdaddigital.com/el-salvador-disminuyo-la-tasa-de-analfabetismo-al-7-en-el-gobierno-actual/
Consumer Eroski. (2019, 21 julio). Analfabetismo: uno de los principales males que afectan a la población mundial. Consumer. https://www.consumer.es/solidaridad/analfabetismo-uno-de-los-principales-males-que-afectan-a-la-poblacion-mundial.html
Fregoso-Peralta, G. (2012, 24 noviembre). Analfabetismo funcional y alfabetización académica: dos conceptos relacionados con la educación formal. Revista de Educación y Desarrollo. http://www.cucs.udg.mx/revistas/edu_desarrollo/anteriores/24/024_Fregoso.pdf?fbclid=IwAR0WjsHf2xImS7NkvchqeRt8rJF0ykRzKqz53CimvCS5yIlAeFZY5gDKcug
Martínez, R. (2009, octubre). Impacto social y económico del analfabetismo: modelo de análisis y estudio piloto. Course Hero. https://www.coursehero.com/file/55663601/impacto-social-economico-analfabetismo-1pdf/
MINEDUCYT. (2010, 17 mayo). Programa de Alfabetización. Ministerio de Educación | Gobierno de El Salvador. https://www.mined.gob.sv/programas/programas-educativos/item/4417-programa-de-alfabetizacion.html
OEI. (2020, 1 enero). Programa Nacional de Alfabetización. Organización de Estados Iberoamericanos. https://oeielsal.org/programas-y-proyectos/programa-nacional-de-alfabetizacion
Organización Mundial del Comercio. (s.f.). OMC | Los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas. https://www.wto.org/spanish/thewto_s/coher_s/mdg_s/mdgs_s.htm
ONU, (s.f.). Objetivos de Desarrollo Sostenible. https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/inequality/
Peñate, S. (2018, 21 diciembre). Declaratoria de país libre de analfabetismo hasta 2019.
Noticias de El Salvador - La Prensa Gráfica | Informate con la verdad. https://www.laprensagrafica.com/elsalvador/Declaratoria-de-pais-libre-de-analfabetismo-hasta-2019-20181221-0169.html


© 2020 Universidad Gerardo Barrios. Derechos Reservados