Facultad de Derecho y Relaciones Internacionales

Somos capaces de cumplir nuestras metas y sueños, solo es cuestión de disciplina y esfuerzo

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Conoce a Telma Santamaría, quien es estudiante de la Licenciatura en Ciencias Jurídicas y nos comparte cómo ha vivido la transición de clases presenciales a virtuales durante este periodo de confinamiento.

¿Cuál ha sido tu experiencia con las clases virtuales?

Mi experiencia con las clases virtuales ha sido muy óptima, principalmente porque me ha permitido continuar con mi formación académica. Es gratificante el saber que no ha sido un proceso difícil en cuanto al conocimiento, uso y adecuación de la plataforma con la que se trabaja, esto gracias a dos de los valores institucionales más importantes de la Universidad como lo son la INNOVACIÓN y la INTEGRIDAD, que se promueve y fomenta tanto en los estudiantes como en los docentes.

Atendiendo a la filosofía institucional, desde siempre los docentes han impulsado el uso de la plataforma virtual con la que cuenta la Universidad, esto mediante evaluaciones virtuales, asignación y entregas de tareas en la plataforma, foros y conferencias, facilitar archivos, documentos, etc., por lo cual no es una herramienta nueva.

Como estudiante es muy satisfactorio observar el increíble trabajo que está realizando todo el equipo, si pudiera describirlo en tres palabras sin dudarlo sería: responsable, empático y asertivo. Es muy evidente el compromiso que la institución posee con los estudiantes y la importancia que se le brinda a poder solventar todo tipo de problema que se presenta.

Es claro que para todas y todos es una experiencia que nos dejará marcados para siempre y en lo personal ha sido un impacto bastante bueno, ya que he aprendido a valorar mucho más las personas y cosas, a ser paciente y saber adaptarme a los cambios, y sobre todo, he comprendido que en la Universidad todos somos un equipo y que los trabajos en equipo hacen que los buenos resultados se dupliquen.

¿Cuál ha sido el mayor reto de seguir estudiando de forma virtual?

El mayor reto al que me he enfrentado en esta etapa de mi proceso de formación profesional, sin duda alguna, ha sido el tener que aprender a adaptarme a la nueva modalidad, ya que es un ámbito totalmente diferente al proceso de aprendizaje presencial en el que me he desarrollado siempre, y no es por desconocimiento de la plataforma y su uso, sino, porque todo se debe realizar mediante aparatos electrónicos.

En lo particular creo que de cierta manera es una ventaja lo que nos ha traído este cambio ya que nos ha permitido utilizar de mejor forma las herramientas electrónicas con las que contamos.

Los seres humanos vivimos con miedo al cambio y es que ¿quién no le teme a salir de su zona de confort?, esto muchas veces ocurre por miedo al fracaso o por la incertidumbre de no saber qué pasará, cuando todo cambio es bueno, siempre deja algo bueno. Este tiempo debemos utilizarlo para el aprendizaje y conocimiento de nuestra valentía y fortaleza para adaptarnos a los cambios y comprender la importancia de ser una persona integral.

¿Qué te motiva a seguir formándote?

El mayor motivo para seguir formándome es la proyección personal y profesional que me fijé desde el inicio de mi carrera, es la respuesta que me di a mí misma al preguntarme ¿cómo y dónde me veo en seis años?, claro que para mí es un total reto cumplir mis objetivos de la mejor manera posible y estoy muy segura de ser capaz de lograrlos, y es que, todas y todos somos capaces de cumplir nuestras metas y sueños, solo es cuestión de disciplina, esfuerzo, perseverancia y lo más importante, creer en nosotros mismos.

Durante mi proceso de formación he conocido profesionales de mi carrera donde su trabajo, trayectoria y conocimiento son admirables y su ejemplo sirve de motivación para querer triunfar en la vida. Una de las cosas que más disfruto de los docentes de mi facultad es que su objetivo no solo es formar profesionales sino, también, buenos seres humanos para la sociedad y eso lo he aprendido mediante los consejos que brindan a los estudiantes; es su forma de adentrarnos a un mundo nuevo en el cual debemos aprender a equilibrar la razón y los sentimientos.

De igual manera, el vínculo afectivo que he creado con mis amigas y compañeras de clases me motiva a seguir luchando día a día por cumplir mi objetivo principal, es bonito encontrar personas con la misma meta en común (ser profesional) y que el apoyo, cariño y motivación por crecer sea mutua.

Por último y no menos importante, me motiva poder finalizar mi carrera y graduarme como una forma de recompensa y agradecimiento al esfuerzo que día a día mis padres realizan para que yo pueda ser profesional, mi mamá y mi papá son el pilar fundamental que me mantiene en la lucha constante en mi formación académica, ya que siempre me han apoyado en mis sueños, han creído en mis capacidades y jamás han soltado mi mano en este largo camino que aún me falta por recorrer.

¿Qué acciones has implementado, que te ha ayudado al desarrollo de tus clases y que sirvan de motivación para otros estudiantes?

El tiempo de confinamiento en general ha sido un poco difícil, pero con relación al desarrollo de mis clases he puesto en práctica algunas acciones que me han ayudado a sobrellevar esta situación, por ejemplo:

ACEPTACIÓN, es el primer paso que se debe dar para enfrentar este proceso lleno de cambios, es importante que aceptemos que es un momento de prueba por el cual estamos pasando y que debemos ser muy fuertes e inteligentes para que cosas como estas no nos desanimen ni interrumpan nuestro proceso educativo.

ORGANIZACIÓN, en esta situación ha quedado demostrado que el tiempo es oro y si no lo sabemos aprovechar tendremos graves consecuencias, por lo tanto, es crucial organizar el tiempo que se le brinda a las tareas, clases, y evaluaciones para mantener un balance entre todas las cátedras y así poder otorgarle la importancia que requiere cada una de ellas.

. DISCIPLINA, todo es un proceso que poco a poco se debe afrontar. Para cumplir con la organización que nos fijemos para las clases, es importante que seamos constantes y obedezcamos nuestras propias reglas.

RESPONSABILIDAD, este valor se pone en práctica al momento de cumplir con las obligaciones como estudiantes que incluyen: las obligaciones con nosotros mismos (entregar tareas, realizar evaluaciones, etc.) y las obligaciones con la Universidad.

EMPATÍA Y GRATITUD, son dos valores vitales en este tiempo, debemos ser empáticos y agradecidos con todas las personas que nos brindan su ayuda para que nuestro proceso educativo siga con normalidad, desde los docentes hasta las personas que hacen posible el mantenimiento y sostenibilidad de la plataforma con la que se trabaja.

POSITIVISMO, bien dicen que al mal tiempo buena cara, en lo personal soy fiel creyente de que todo pasa por algo y que de la misma manera debemos quedarnos solo con lo bueno, es tiempo de conectarnos y conocernos a nosotros mismos.

La situación actual debe servirnos como proceso de aprendizaje no solo en lo académico, sino también, en lo personal; si analizamos la situación nos daremos cuenta que la vida es un constante cambio y que no debemos tener miedo ante tales circunstancias. Como ejemplo podemos tomar la metamorfosis de una mariposa, ya que su vida es un total proceso lleno de cambios y debe sufrirlos todos, desde que es un pequeño huevecillo, luego una oruga, pasa a ser crisálida y por fin pueda convertirse en mariposa y así poder volar, mostrar y lucir su belleza al mundo.

Debes cambiar porque la vida no será la misma siempre, ánimos"


© 2020 Universidad Gerardo Barrios. Derechos Reservados